martes, 23 de octubre de 2018

No puedo dormir

Insomnio. Enfermedad de los que no pueden detenerse,  igual que  tiburón en la red, se mueren en la quietud del cuerpo, entregados al ardor de su propio incendio. Malditos demonios, su condena, la de no tener descanso ni olvido. Malditas palabras que asedian en la noche, cada palabra es imán de una imágen y miles de ellas se alistan en una legión espantosa de rutina cotidiana que asalta el sueño con la pesadilla de la vigilia más espantosa: la del día que pasó,   que ni siquiera  la noche sea reposo y sueño, la sin paz, sin descanso,  sin dejarse ser el yo uno mismo de siempre.
Quiero dormir y olvidarme de mi mismo, viajar en la inocencia de desconocerme tan temprano.
Me escribo de nuevo para no repetirme otra vez. Ya se todo lo que vendrá y quiero viajar en sueños para despertar nuevo en otro que no soy.  Hay !
Poeta maldito ! Maldito poeta!  Cantan los pájaros del día y aún en tu cama te revuelves como alacrán que no destila su veneno.

viernes, 21 de septiembre de 2018

Octubre Rojo

Banfielgrado. Octubre Rojo.

Estimade Camarade:
Recordemos todes las palabras del  guerrillero revolucionario Abalista que en pos del destino de la patria grande Latinoamericana  resignó el suyo propio.
"...Patria o Suerte..." gritó mientras subia al vuelo de United, y  no le alcanzaban  los kilos de equipaje permitido para poder cargar todas sus pertenencias  y así  No participar del consumismo Yankee, madre del capitalismo del imperio del Norte. Nuestro héroe mártir del No consumo  dedicaría su vida a combatir las miserias de un modelo que agota el tiempo, los recursos y las personas, por ello desafió a todo un sistema no sólo No gastando dinero, sino finalmente dejando de trabajar, y así tuvo que presenciar  como sus seres amados padecían  labores infames mientras él sufría de solo  verlos.
En sus últimos años se lo podía ver vistiendo harapos mientras juntaba dolares con los que esperaba la oportunidad de comenzar una nueva  Revolución,  combatiría siempre  de alguna manera que nunca pudimos llegar a entender, Pero así es el destino del hombre  de la revolución socialista: incomprendido.
Por eso elevemos nuestro espíritu con miras de aquellos seres que signan como faros la noche tibia de nuestra mundanal existencia mientras ellos arden de luz en un incendio verde de coraje y dólares.
Abrazo amige!

domingo, 19 de agosto de 2018

Debate Interior

Estoy dividido entre mi lógica racional que intenta entender "el fenómeno social ", de forma profunda para ver la "gran escena" en su devenir histórico, revisar algunas invariantes donde pueda intuir algunos patrones, arriesgar hipótesis o conceptualizaciones que me permitan aislarme de mis propios prejuicios, emociones e implicancias. Pero no puedo, me gobiernan también las pasiones, las mismas que podrían llegar a convertirme en una abominable máquina de muerte como son ellos ahora. 
Me debato entre la contemplación reflexiva y hacer algo de lo que ya intuyo nunca habrá sentido suficiente ni respuesta

martes, 20 de marzo de 2018

Redes: Trampa o canal ?

Ya sabíamos que no era gratuito subir todos nuestros datos a las plataformas de corporaciones superpoderosas, jugar a que podíamos comunicarnos en forma abierta y colaborativa, compartir y decidir entre todos fue una especie de experimento social hasta poder entender como manipularnos, pero ya no en masa, sino mas vale manipular a cada quién, controlar cada átomo social que con tanto esfuerzo ya habían logrado fragmentar del conjunto desvinculándolo de su red originaria de reconocimiento y reciprocidad. Manipular a cada quién, individuar cada ilusión de sujeto hasta el punto que solo se distinga en el hecho de haber sido matrizado como uno de las tantos perfiles sociales surgidos de este set de opciones dóciles y reactivas a estímulos controlables que producirán conductas del todo predecibles. Este espejo digital nos devuelve la imagen grata del candidato perfecto, que es uno y miles, tantos como sea posible fragmentarnos en pequeñas porciones de prejuicios y creencias. Desvalidos de herramientas políticas que nos devuelvan el control sobre nuestro deseo colectivo, ignorantes y reactivos, sedientos de consumo y ávidos de superficies, será tal vez nuestro destino deslizarnos vertiginosos a falta de cualquier profundidad.

martes, 13 de marzo de 2018

Inútil

Inútil  luz de toda utilidad.
cada gesto  estalla en el vacío
Tanta pantalla anestésica de cada Sisifo digital, tanto ticki ticki, vértigo alienante de toda vida entre cifras y máquinas.
Querido Baudelaire estas no son flores,
son el mal.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Que mal me siento sin Facebook

Nadie a quien uno  pudiera decir las cosas que creyera pensar, excepto uno mismo, nadie de quien esperar aplausos o insultos, nada.
Así  era antes de Facebook: había que escribir en papel, intentar un sentido, e imaginar con mucho esfuerzo de que manera hacer público tanto apabullamiento, tanta duda, tanto asombro, certeza, poesía, basura, tesoro o queja.
Hoy este mar de comunicación sorda confluye en un océano que diluye todo sentido profundo ¿para que bucear  si en la superficie de todas las cosas nos deslizamos cada vez más veloces, gozosos de vértigo instantáneo?
Este minuto de paz, este instante rosa de fuego diario que se extingue, que  se apaga como  las brasas.
Yo escribía leve, en un cuaderno  que guardaba en  una mochila mientras viajaba sin rumbo fijo, leve, demasiado leve. Y  ahora que cada recuerdo es cómo un clavo oxidado en mi memoria,  fragmentos   hilvanados en el tejido de mi   propio camino, pienso en el  libro escrito por aquél  viejo,  se llamaba  "Cosecha tardía"  como gran metáfora de su arte, y yo,  insolente,  me mofaba de ese hombre al que sentía patético y hoy me toca hacer yo mismo de  viejo sin saber aún quien de mí se mofe, "Cosecha tardía" , este sinsentido de todo asumido de forma tan temprana.
¡Bueno  a festejar! A Saludar a los amigos ! A chatear en Facebook y escribir en whatsapp!  Vamos ! Vamos

sábado, 16 de septiembre de 2017

Deambulaba

Deambulaba a la sombra de unos parajes extraños de mi alma,  sin rumbo por noches infinitas,  en días extraños, y me perdí en el sinsentido de no hacer nada.
Yo que supe ser un poeta maldito, que también fui aviador,
que exploré las aldeas del Himalaya para encontrarme, y que supe inventarme para habitar cada pequeño espacio del tiempo en donde viví mil vidas y ahora vivo una con la presión del acero,  espero el momento sin tiempo en donde vuelva a ser instante  sin certeza, para despertar de nuevo como los pájaros que despiertan al aire, para poder  desintegrarme como cada rayo de luz en los colores del Alba, para  poder volver a mirar a los ojos sintiendo todo y sin sentir sin ser  nada. Hoy que escribo  sin el estruendo del rebuzno oficial,  vuelvo a ser el cordero que expía sus culpas en una tarde infinita sentado en el pasto, hojas de hierba, hojas de hierba querido Walt.

domingo, 14 de mayo de 2017

El arte Pictórica y la Luz

El arte pictórica y la luz
“La sustancia del pintor no son los pigmentos ni la tela sino la luz…”
El pintor obra su arte desde un centro que le es ajeno, y su oficio se arraiga al sustrato mas incierto: el aire.
La transparencia que habita y media entre todas las cosas, a su vez las une en un espacio insoluble que solo el ojo quiebra
(mas poderoso que cualquier ingenio o artificio).
La palanca que mueve al entendimiento es “el símbolo”, como fuerza de presencia que convoca las cosas a su forma.
Veamos todo de nuevo…
¿Qué hiere al símbolo y a su forma?
¿La ondulación de una posibilidad o algo que pende del hilo improbable de la memoria?,
¿Algo distinto a nosotros mismos?
Te he unido a la vastedad del infinito y en el intento me he entregado al desatino de la propia existencia.
Exiliados de la infancia, sin nombre
Como la patria del niño es la memoria;
sin imágenes pero hecha alma
(Reedición 10 años después)

Desembarco uno a uno

Creo que somos parte de un complejo sistema "psico-socio-bio-político" que nos integra, y dónde la lucha de clases también es la réplica de batallas de dominación y sometimiento que bajo distintas matrices socio históricas se desarrollaron durante siglos, y en una perspectiva antropológica han constituído una invariante estructural durante milenios, quizás desde el origen de la civilización agraria, o tal vez como presumen algunos autores bajo esta piel ya casi sin pelos seguimos siendo los mismos monos temerosos defendiendo nuestra pequeña manada y excluyendo al otro para sobrevivir a un estado de naturaleza que ya no es tal desde que fuimos arrojados al mundo de los símbolos. 
Hemos arribado al punto en dónde podríamos ser capaces de crear sociedades mas sustentables, justas y equitativas, o desatar las fuerzas mas abominables que se hayan conocido y que aún se guarecen en el fondo de todo el dolor y el miedo qué padecimos o nos causamos en este rincón desolado del cosmos. 
Ese es nuestro dilema actual, y se juega en dos niveles: uno macro y global, social y político; Otro micro y capilar, psicológico y biopolítico: y ahí podemos ser también la avanzada de esta guerra de guerrillas que se juega en cada cabeza y en cada corazón. 
Hoy el desembarco es uno a uno.

sábado, 6 de mayo de 2017

Mr Hyde Social

Zygmunt Bauman decía refiriéndose al Holocausto ( y hablando sobre los pueblos europeos) que la civilidad moderna de lo políticamente correcto es una delgada capa de barniz que recubre a las bestias que habitan dentro de cada individuo de esas sociedades. Que creer que semejantes atrocidades no volverían a ocurrir sería poco menos que ingenuo, y que dadas las condiciones sociales, esa capa de barniz volvería a derretirse. Me inquieta trasladar la escena y pensar lo mismo de nuestros pueblos, pero es así. Por eso tal vez la memoria sea el único bálsamo que mantenga dormido a este Mr. Hyde Social . 
Memoria, Verdad, Justicia