sábado, 11 de julio de 2015

Educación y Justicia


Había escuchado decir por ahí,  y  creí sin haber contrastado las fuentes,  que la palabra “Crisis” escrita en caracteres chinos significa también “oportunidad y cambio”, pero no, parece que esta es otra de esa falacias  que circula en las redes y uno admite irreflexivamente, ( con solo googlearlo uno puede derrumbar este argumento) y entonces busqué en una fuente más cercana: La Real academia Española,  y encontré esto:
Que solamente dos de sus acepciones tienen connotaciones negativas, y que el resto hablan de la posibilidad de  un cambio, de una mutación y que ese cambio podría significar una mejoría, una transformación saludable, exitosa;   Y que  no necesitaba recurrir a las lejanas  tradiciones perdidas de Oriente para pensarlo. 
 
Nos encontramos hoy día ante un punto de inflexión,  un momento histórico que tal vez pueda convertirse en una  bisagra  hacia el paso de otras formas superadoras para organizarnos como sociedad. 
Por primera vez en la historia de la humanidad hay suficientes recursos  para todos los habitantes del mundo.  
Hemos generado más conocimiento en los últimos 100 años que en los anteriores 10000
Vivimos en una época de extrema abundancia, en todo  el planeta producimos alimento para el doble de personas de las que lo habitamos, osea producimos alimento para 14 mil millones de personas, y sin embargo para el 2010 casi mil millones  se encontraban en situación de hambre crónica; 

Entonces la paradoja es esta: Que a la vez que más producimos,  mayor es el nivel de inequidad, y la distribución equitativa de los recursos es cada vez menor.
Hoy día    las 85 personas más ricas del mundo concentran igual riqueza que la mitad del  más pobre. 

Nosotros los educadores no podemos repartir la riqueza material, el dinero,  es cierto,  pero sí podemos intentar que se distribuya mejor la riqueza simbólica , el conocimiento que permita a las futuras generaciones  pensar modelos sociales y prácticas  más justas e inclusivas,  para  entender quizás  que es posible repartir en paz todos los recursos, que ya los hay suficientes y para todos : simbólicos , económicos y sociales -
Tal vez  sea este el sentido más profundo de la crisis: no tenemos que olvidar que la educación es una práctica que nos hemos dado como sociedad para poder organizarnos a partir de la interiorización de  ciertos  modelos de ciudadanía en cada individuo , osea ¿que clase de ciudadanos, de personas, queremos que sean nuestros jóvenes cuando se integren a la vida adulta ?, 
¿y de qué manera pensamos y queremos e imaginamos la vida en sociedad?- 

Tenemos que recuperar la perspectiva de que el conocimiento es un capital concreto, y que  si es interiorizado en forma de aprendizaje puede modificar las condiciones de vida de las personas:  sociales, culturales y económicas-

Tal vez este es uno de los motivos por los cuales sea tan importante nuestro oficio: La Educación, porque de él depende, en parte,  la posibilidad de generar las condiciones para que estas cosas sucedan, porque es en la mente y los corazones de nuestros niños donde se libran esas batallas primero, y el mundo es el escenario donde finalmente  se juegan nuestras creencias . 
En todo el mundo docentes, educadores,  funcionarios , políticos y la ciudadanía en general están pensando cuales son esas posibles transformaciones que esperamos para la educación-
Nuestro actual modelo educativo fue concebido en otro momento histórico, eso ya lo sabemos, pero la pregunta sigue siendo: 

¿por qué seguimos haciendo las mismas cosas que antes cuando nuestra sociedad se ha modificado profundamente en este último siglo?

¿por qué seguimos concibiendo una educación estandarizada, para todos por igual, cuando hoy día sabemos que las inteligencias son múltiples y las pasiones y cosas que motivan a los niños también?

¿ Por qué seguimos asumiendo un rol disciplinario, parados en el frente, imponiendo nuestros conocimientos, cuando sabemos que hay muchas formas de conocimiento  y  que cada quien tiene su  forma de conocer?

¿Por qué promovemos la competencia entre  individualidades, cuando sabemos que el trabajo colaborativo  aúna voluntades potenciando el sentido cooperativo entre las personas?

Nuestro sistema de evaluación produce resultados  de modo piramidal: el mejor en el ápice y  la gran mayoría se va escalonando por debajo hacia su ancha base, replicamos el modelo de la distribución de la riqueza en el mundo y no es casual.

Ustedes saben que la Ciencia se basa en muchos casos en pruebas de ensayo y error, y  hay que equivocarse mucho para dar con un acierto, de hecho el método Hipotético deductivo así funciona; y nosotros mientras tanto castigamos el error, no somos capaces de pensar un sistema de evaluación que contemple el proceso y la colaboración: seguimos promoviendo el individualismo y el resultado. 

¿por qué los alumnos deben permanecer callados, sentados en sus bancos o formando filas y marchando en silencio  cuando pretendemos que como adultos sean autónomos para participar en calidad de ciudadanos, y defender sus ideas y derechos  o manifestarse libremente o asumir responsabilidades ?
¿Por qué no promovemos la actitud de la ciencia entre ellos, para que los alumnos  puedan debatir críticamente los contenidos,  y generar autonomía para resolver futuros problemas ?

¿Y nosotros los docentes por qué no podemos disfrutar plenamente de esta profesión para asombrarnos y aprender junto a los estudiantes?

Seguimos promoviendo un sistema educativo moldeado sobre la imagen de la fábrica,  con ritmos y procesos semejantes a los de una línea de montaje, con tiempos pautados para impartir contenidos iguales para todos sin importar los contextos singulares.

Nuestra profesión de a poco se va volviendo más administrativa y burocrática en vez ser  de una vocación apasionante y creativa al servicio de nuestras comunidades.


Carta a mis Pares


Carta a mis Pares del Partido de la Red

"...El síndrome de Korsakow es una enfermedad que afecta en general a alcohólicos y drogadictos y que hace que los recuerdos perdidos por la atrofia cerebral sean reemplazados por fantasías e invenciones alucinantes. Para David Lynch (Montana, 1946) todos, en mayor o menor medida, padecemos de este síndrome. Los hombres hacemos el mal constantemente, reflexiona Lynch, y nos resultaría demasiado difícil seguir adelante si tuviéramos que lidiar con ello y arrastrar el peso creciente de nuestras faltas, de modo que tergiversamos los recuerdos, inventamos, hacemos del pasado –y del presente– una ficción que nos satisfaga y seguimos viviendo. Estas ficciones que nos ayudan a vivir sin remordimientos se acumulan como capas geológicas sobre nuestros rostros, una máscara sobre la otra, hasta formar una cara estándar, un rictus aséptico que nos permite movernos por el mundo con comodidad. Lynch ve que esto sucede todos los días, producto de las faltas más insignificantes, pero también de las más espantosas..."  Pablo Maurette




En esta carta cada palabra lleva la medida del amor y respeto hacia cada uno de ustedes, y la pregunta candente que me hago desde lo profundo de mi ser.

Cuando los conocí a todos ustedes, una tarde en que las ideas  estaban en ebullición, como los planetas primigenios aún candentes, todos ardíamos de pasión. Todo era desafiante, y sentía el vértigo de montarme en una ola mucho mas grande que el grupo que integrábamos en aquella mesa,  sabía que el propósito nos excedería (por suerte) y que se estaba gestando algo impersonal y mas poderoso que aquello que pretendiésemos controlar- 
Así fue, y eramos parte de eso, el mundo se estaba manifestando en muchos grupos aislados que se conectaban, o en mentes individuales en que se encendían pequeños chispazos: ¿pero que es la chispa si no enciende el  fuego?, por eso sabía que esos breves destellos en las pequeñas mentes subjetivas no alcanzarían si no eran capaces de encender aún mas mentes, y sobre todo encender los corazones de muchos mas-
Dentro del partido habíamos creado un "Nodo Meta", porque entendíamos que ese "metalenguaje", esa conexión ancestral que nos une con el pasado es precisamente la que nos impulsa hacia lo nuevo: y en este presente se jugaba y se juega todo el tiempo que hay, el único que tenemos: ahora, el instante.
Y en este sentido, jamás entendí a este grupo, ni al movimiento que intentamos gestar como  una corporación, y se que ustedes tampoco, pero en una sociedad calibrada a la medida del mercado, donde se piensa en "segmentos de consumidores" a la hora de hacer política, donde el significante hegemónico es el dinero, y la práctica privilegiada es el consumo, la banalidad inunda cada imagen con la levedad de lo intrascendente.
Hoy pareciera que  nuestras vidas de "hipertexto" son secuencias cambiantes de contactos leves, de fragmentos de muchas vidas que interpretamos  en la superficie de todos los rostros, sosteniendo la impostura del personaje con que nos ofrecemos como mercancía: listos para ser consumidos,  para abordarnos sin compromiso,  para solo  tender relaciones  a la medida de interfaces web.
Con un click podemos ser o dejar de ser amigos en el instante: nunca antes fue tan simple el concepto de amistad, esta  visión reduccionista de las relaciones humanas,  y el desplazamiento de significantes como: compromiso, moral,  ética y reciprocidad hacia zonas de confort donde podemos elegir:  pero solo  en la góndola de opciones simples, descartables y reversibles para  todos estos personajes en la farsa del rebaño, para el supermercado de ofertas en que nos hemos convertido como comunidad. 

Yo no trabajo para eso, yo no entiendo queridos pares que eso sea la política ( y aunque el sentido común así lo indica), no entiendo que política sea sinónimo de prácticas de mercado : los modelos organizacionales que nos impusieron las lógicas corporativas pueden funcionar muy bien en sistemas humanos ideados para mantener el control de las personas, de las poblaciones, o  para competir contra otros grupos organizados: es la misma lógica militar de los rangos, los mandos, las estrategias, los rivales, pero lo que se disputa ya no es el territorio geográfico  como dominio político, sino un territorio mucho mas abstracto: las mentes de las personas, sus creencias, sus costumbres, en fin: se trata de capturar el deseo y sujetarlo  al impulso que la idea loca del progreso supo acuñar como ideal de occidente y hoy sigue adelante como  automatismo patológico, como un motor loco que no podemos apagar.

Yo no quiero gerentes ejecutivos: quiero pares, quiero idealistas, quiero esas mentes brillantes, esos corazones encendidos para encender muchos más. 
¿Y qué importa si somos un movimiento local ?, ¿no nos basta eso, no es suficiente eso? . Somos parte de algo colectivo que se manifiesta y no los pocos elegidos en quienes se revela alguna verdad para iluminar al mundo ( esas prerrogativas iluministas solo alientan al déspota incapaz de sentir o ver la enorme diversidad y formas en que se manifiesta la vida y el deseo). 
No somos los fabricantes o los productores iluminados, somos los canales para que el deseo se manifieste, para que el deseo colectivo se manifieste y no solamente el deseo singular: para que el deseo singular se encuentre en el colectivo y el colectivo ayude a construir el singular: eso es la red. 
Somos distintos de las máquinas porque somos capaces de elegir no por mero cálculo entre posibilidades, no por barrido exhaustivo de probabilidades, ni como producto de  algoritmos eficaces:  somos distintos porque somos capaces de desear y ese deseo es el motor de nuestras elecciones: la intencionalidad de la conciencia, el ser como presencia silenciosa en el interior que nos habita cuando cerramos los ojos al bullicio   del mundo.

Queridos pares, temo que puedan ser   las significaciones de ese mundo como supermercado las que nos sobrecodifiquen a nosotros y no nosotros quienes sobre-codifiquemos a la tecnología que a los  sistemas de poder  les permite el control.
Para manifestar nuestro deseo: deseo político de entregarnos al mundo como seres deseantes y no como cálculo,  es necesario no solo esfuerzo y coraje, es por sobre todo necesario estar atentos y despiertos para no dormirnos en los laureles de la gloria absurda del rebaño: no solo es obsceno  el poder que se manifiesta desde el dominio económico, sino también el que se manifiesta desde el dominio simbólico y social: las marcas  de  las "costumbres in", los círculos pequeñísimos para shows narcisistas en que todos participamos. 
Confieso con un poco de tristeza que yo también soy igual  al resto, también miento para la colmena, también intento conformar la expectativa de los que me atribuyen un sentido: intento ser todo lo que los demás desean ver en mi. Es difícil evitarlo. 
Cada vez que la gente cree que soy alguien que ellos desean ver en mi, cada vez que alguien piensa que yo "soy el que sabe", mientras a cada instante  me doy mas cuenta que cada día  se menos.
Lo único que puedo decirles es que quisiera seguir adelante compartiendo con ustedes un espacio de  alegría, sueños y acciones posibles y cercanas: que sirvan para ayudar a la gente desesperada, a la gente mas vulnerable y necesitada, a la gente que no tiene voz ni esperanza, y a los que tienen un sueño posible, para que el mundo sea un lugar mas justo para todos y a la vez mas amable para cada quién.
Nuestra fuerza está en nuestros sueños,  en la energía que tenemos para traerlos a la vigilia colectiva, y en la posibilidad de conectar con el propósito que nos une.
Todo el resto es una farsa: los fines no justifican a los medios, porque sino los medios pasan a ser fines en si mismos. 
No hay dinero, ni estrategia  que justifique perder de vista el propósito que nos unió a esta empresa: porque habitamos la dimensión del tiempo y ese tiempo es lo único que tenemos, y si lo entregamos a los medios que traerán "fines lejanos"  quedaremos  atrapados por aquellos que queremos cambiar: ese es el juego del sistema, Hackearnos a nosotros.
Yo quiero verlos a los ojos y seguir viendo el rostro de mis amigos. 
Freud hablaba de "lo siniestro"  ( das unheimlich) diciendo que lo siniestro es aquello que a la vez es familiar y extraño, imagino lo siniestro de modo contemporáneo en  el caso de los zombies, ( justamente un virus ha tomado esos cuerpos)  imaginen ver e rostro de la persona amada transfigurado en ese estado, esos cuerpos han sido Hackeados, son quienes conocimos ( lo mas familiar y amado) pero a la vez son extraños: ese es el horror de lo siniestro, esa doble inscripción en donde lo familiar se vuelve extraño. 
Quiero seguir viéndolos a los ojos y saber que son mis amigos ! 
Abrazo y 
Que despierte la Red ! 

domingo, 14 de junio de 2015

Nos repetimos como ecos en el tiempo

Se repiten son los gestos; los actos; los sentimientos: nos repetimos como fotogramas- Todos somos personajes repitiéndonos en el escenario del mundo, mientras el mundo atestigua nuestro continuo paso. Nos vamos hombres y mujeres, queda la memoria repitiéndose en las palabras y el amor repitiéndose en los amantes. Siempre pienso en la intimidad de ese abrazo, es un símbolo del amor que borra toda multitud presente, toda gloria, toda pena, y nos une a los amantes en una abrazo universal.

lunes, 23 de marzo de 2015

Ruido y Fragmentos

  Hace tiempo deseaba conectar con la palabra escrita para poder decir algo.
¿Mi Interlocutor? El silencio en que derivamos hacia la ausencia-

Pensaba en varias cosas sin conexión aparente, como el fluir consciente que se prolonga en la experiencia del ser en que deviene el mundo, hasta que pude dar con una clave para unir tantos fragmentos,  todos fragmentos: La experiencia cotidiana como fragmentariedad y alienación.
Cada día se reúnen en nosotros mismos las memorias de quienes intentamos ser, reintegramos nuestra identidad al mundo en tanto seres conscientes de alguna forma de sucesión del tiempo y continuidad del espacio: La identidad es una especie de permanencia de una constante reflexiva ( que se refleja a si misma para obtener su propia imagen) - La identidad es fundamentalmente memoria: filo y ontogenética; Ontogenética del propio ser en quién deviene el tiempo como  agujero negro que devora cada instante para finalmente resumirse sobre si mismo y desaparecer y Filogenética para continuarse en un tiempo asintótico, mas allá del propio límite mortal, un tiempo que se acerque pero jamás toque el límite del final para la especie en que se continúa la memoria de esa identidad.
Unir  fragmentos de sueños en la argamasa de la realidad: así vivimos inventando un sueño consistente y homogéneo, un sueño común que convenimos en llamar realidad, evidencia, empiria, y que es sueño al fin, sueño de una consciencia que une los fragmentos en que resuena su propia forma consciente de ser.

Nos alienamos a la imagen, soñamos con las formas constantes y los patrones que se reiteran en nuestra propia forma-
Y si del relato encantador de la ciencia, el único y más acabado que ya tenemos, nos confiamos hasta pensar su interpretación poética de un universo donde hemos devenido después de explosiones  de estrellas, de disoluciones infinitesimales de partículas que se conjugaron en moléculas sensibles y organismos inteligentes, que constituyeron formas complejas de organización y estructuras vivas que encontraron en la materia aún exterior a las formas orgánicas, canales para extenderse e integrarse a otras formas de conciencia: el silicio, el carbono, y la tecnología moldeando esas sustancias bajo la misma inteligencia que unió los átomos de hidrógeno y el metal que desprendieron las explosiones de estrellas - Todas estas formas hemos integrado para llegar hasta aquí a golpear estas teclas, para escribir estas palabras , esta incertidumbre de soles y galaxias, esta magnitud cósmica en que nuestra efímera existencia se juega este instante de vida.






lunes, 13 de octubre de 2014

Educación en tiempos de Redes*






La pregunta es: ¿cómo hacemos a partir de la tecnología que ya disponemos,  tanto en su aspecto físico: las computadoras, los tendidos de cable , los servidores, antenas, y demás dispositivos, como en su aspecto lógico: Portales de contenidos, redes sociales, editores de texto online, canales de video, etc… para generar mejores entornos educativos en tanto posibilidad superadora al modelo actual ?
Hay una enorme brecha entre muchas de las  prácticas escolares aún  vigentes  y las cosas que hacen los jóvenes fuera de la escuela, esta brecha produce una gran  disonancia entre los estudiantes  que se ven obligados a participar de una institución que ha quedado rezagada respecto  de la sociedad en que ellos se desarrollan.


Lamentablemente no traigo ninguna solución, pero si algunas preguntas que pueden reorientar la perspectiva del problema.


Hoy día, cuando el 97% de la información existente en el planeta está digitalizada, y el 80% de esa información está disponible  en internet,  ¿Como es qué haremos con   nuestros jóvenes y niños para formar criterios en la búsqueda y combinación de  esos datos?, y lo que es aún más importante:
¿Como transformaremos esa información en conocimiento?


Porque para que esa información pueda transformarse en conocimiento   es necesario atravesar algún tipo de experiencia que permita asimilar el insumo básico del dato  como parte de un proceso de aprendizaje.  Hay que promover la interacción, para  generar  sentido,  y eventualmente  objetivar nuevos conocimientos en forma de ideas, teorías o preguntas-


Entonces, de nuevo, la pregunta ahora es : ¿Podemos a partir de estas tecnologías  generar ideas y prácticas  que   revitalicen  los modelos escolares de educación?
Dejenme arriesgar una respuesta:
Yo creería que más que  "a partir de estas tecnologías" será  "con la excusa de estas tecnologías" que podamos intentar hacerlo- Porque esta decisión siempre será una decisión humana, y por lo tanto política y social.
Entonces, y especialmente en el caso de las instituciones educativas, antes de esperar  que las cosas cambien sólo porque disponemos de herramientas nuevas, hay decidir si acompañamos esos cambios , para atender a cómo los colectivos humanos  han creado y finalmente cómo y de qué manera se han apropiado de estas tecnologías .
Para volver al caso:
¿Qué es lo que queremos cambiar y para qué? y
¿Qué tipo de sociedad queremos darnos para el futuro?
¿Qué clase de ciudadanos queremos que sean nuestros niños y jóvenes en la Argentina y el mundo del mañana?
Estas son al menos algunas de las preguntas que tenemos que hacernos para luego intentar orientar el poder de estas herramientas en la consecución del cambio-


He acuñado una frase precisa: “Generar un consenso disidente” , consensuar con las normas para disentir en las formas  - Ajustarnos a las condiciones existentes y desde allí generar   cambios-


¿Cómo?


- Les voy a contar desde mi experiencia  docente en qué forma  participo de un equipo que generó un cambio posible en una institución educativa muy tradicional-
Trabajo para la Universidad de Buenos Aires, en la Facultad de Psicología en una càtedra que se llama “Informática Educación y Sociedad” -
Pertenezco a un linaje de docentes que hace más de treinta años esta pensando precisamente en  estas cuestiones, de modo trans-generacional podría decirse…
Tengo una metáfora que me gusta mucho para describir el lugar que asumo como docente mediador : La del árbitro de Fútbol- Yo creo que desde esta  perspectiva  el docente no debe  notarse demasiado, y como en el fútbol, cuando un árbitro es “La  noticia” por lo general, no es para bien.
Mi trabajo es dejar que se desarrolle un “Fair Play” en el aula, un “ Juego limpio” osea dentro de las reglas , pero además y aquí viene lo más  importante: que  ganemos todos -

Nosotros además de innovar desde hace mucho tiempo, cuando comenzamos a usar las herramientas de Google (por ejemplo) para trabajar editando textos online que comparten los grupos de alumnos, que investigan sobre fenómenos actuales  de mediación tecnológica entre sujetos y colectivos humanos, donde producen conocimiento sobre temas tan diversos que van desde el Ciberbullying hasta el “ Activismo social y las nuevas tecnologías”  - Nosotros Consensuamos con nuestros estudiantes los temas a investigar, la bibliografía a tratar, los autores a leer, las cuestiones a desarrollar-
Los empoderamos de decisión y responsabilidad para que ellos puedan  tomar un rol activo en la construcción del conocimiento-
En definitiva las nuevas tecnologías nos invitan a horizontalizar las relaciones institucionales docente-alumno, para ponernos en un pie de igualdad ante el conocimiento, para que todos sigamos aprendiendo, y no sólo repitiendo un esquema de vigilancia y disciplinamiento tutelar ante el saber .


Y ahora si, dadas estas condiciones aparecen nuestras estrellas, las TIC, las tecnologías de la información y la comunicación, y aparecen no  como un arreglo cosmético sobre las viejas pràcticas educativas, sino potenciando  nuevas que se dan a partir de la decisión de permitir que   puedan surgir otras cosas-


Ustedes saben que los sistemas desarrollan propiedades emergentes en forma espontánea, cosas para las que no fueron pensados: ( asì como la vida surgiò de entre las formas  minerales, o las herramientas y el lenguaje entre los animales) en estos nuevos sistemas humanos  donde la tecnología ofrece una posibilidad infinita de conexiòn, tanto así que  anula  el espacio y sincroniza el tiempo,  la preguntas son  :
¿Que cosas nuevas pueden surgir? y si estamos preparados para permitir que surjan.
Hasta ahora hemos delegado  demasiada responsabilidad  en las máquinas y los dispositivos, invisibilizando  el hecho de que otros los piensan y  construyen, hemos asumido que son las tecnologías las responsables de generar un cambio, y así, naturalizamos nuestra pasividad ante la avalancha tecnológica.  


Mi propuesta es al revés:  invisibilizar la tecnología, así como ya hemos dejado de pensar en el pizarrón y las tizas , y solo disponemos de  ellos  sin creer que estas herramientas por sí mismas puedan ser  motores de ningún cambio, Con las nuevas tecnologías debiéramos intentar lo mismo, eso que los jóvenes y niños ya han naturalizado


No importan las herramientas sino que cosas podemos hacer con ellas


Les voy a contar qué cosas estamos haciendo junto a un equipo de docentes e investigadores para intentar un aporte  a la educación en  Argentina-


Dirijo un proyecto educativo local que coordina el Dr. Sugata Mitra en el mundo, quién allá en 1998, en la India, se animó a innovar mediante un sencillo experimento: Hizo un agujero en una pared  en un edificio vecino a un barrio muy pobre  de Delhi, que daba justo al otro  lado de una oficina  donde él trabajaba, allí instaló una computadora mirando hacia fuera con un mouse táctil y conexión a Internet-
Lo que sucedió a partir de ese momento nos condujo hasta el día de hoy, porque de pronto aquellos niños, que nunca antes habían visto una computadora, comenzaron a usarla, a entender su funcionamiento, y al poco tiempo a realizar  tareas complejas, que nadie había previsto que realizaran-
Pero esto no era todo, los niños a medida que aprendían a usar la computadora se auto-enseñaban, osea que podían organizarse para aprender entre ellos, distribuyendo los roles en sus  grupos de modo auto-organizado-


Esta experiencia se repitió a lo largo de toda la India, evaluando y midiendo las habilidades y competencias que la exposición a estas tecnologías y  dinámicas de intervención mínimamente invasiva producían en jóvenes y niños, muchos de ellos no escolarizados,  para finalmente concluir que los puntajes alcanzados en pruebas estándar alrededor de ciertos contenidos y  a lo largo de un período de tiempo determinado eran similares a los que obtenían los niños en los cursos de una escuela media para la misma edad y materia-
Con el tiempo esta dinámica fue repensada para desarrollarse tanto en instituciones educativas como fuera de ellas.


El proyecto global se llama “La Escuela en la nube” y parte de la idea de generar algo que llamamos “ Entornos de aprendizaje auto-organizados


¿Qué es un Entorno de aprendizaje auto-organizado ?


Básicamente es un espacio que a simple vista parece algo caótico, donde hay muchos niños, algunas computadoras y una gran pregunta -
Si estos niños tienen acceso a las computadoras en pequeños grupos, de modo descontracturado,  lo que observamos es que ellos comienzan a interactuar de otra manera,  experimentando con la tecnología, buscando y procesando información para arribar juntos a una idea -
Se puede trabajar en cualquier materia curricular y tomar cualquier tema para convertirlo en una gran  pregunta que sea disparadora de nuevos interrogantes, múltiples teorías y grandes ideas ; La magia desatada por esta experiencia  enciende la curiosidad de los niños-
La curiosidad y el asombro son los grandes motores de este dispositivo.
Cuando imaginamos “grandes preguntas” para plantearle a los niños, quiere decir que imaginamos preguntas muy abiertas. Por ejemplo : ¿ Si nuestro planeta es esférico , Por qué la gente que vive del otro lado del mundo no se cae fuera ?
o, ¿cómo hace una semilla para convertirse en árbol siendo tan pequeña ? o ¿Como funciona una  computadora ?  o  ¿qué es Internet ?-


Los niños inmediatamente comienzan a trabajar con sus pares, tomando decisiones , comunicándose, moviéndose de un grupo a otro, investigando con todas la herramientas disponibles en la web, y aprendiendo a encontrar soluciones a los problemas planteados para apropiarse luego del conocimiento construído elaborando teorías al respecto.


Un punto esencial es reconfigurar el rol del docente: mediatizando la experiencia, elaborando las grandes preguntas, reconduciendo los flujos de interacción, para abrir paso a la iniciativa de los niños-


1Actualmente, nosotros en Argentina, estamos trabajando en escuelas que se ubican en barrios socioeconómicamente desfavorecidos, con poblaciones muy vulnerables donde los niños y jóvenes se encuentran, en mayor medida que el resto, expuestos a la exclusión, la pobreza, y los efectos de la inequidad y la violencia de todo orden.
Nuestro desafío es incluirlos, incluyendo sus propias prácticas y las nuevas tecnologías para generar modelos de educación que promuevan la emergencia del aprendizaje a través de la construcción colectiva del conocimiento, que puedan desenvolverse como sujetos autónomos y a la vez organizarse en grupos, que puedan consensuar, investigar, validar información, y arribar juntos a una idea teórica o una práctica concreta ante cualquier situación problemática, y todo ello potenciado por la enorme  fuerza de las Redes humanas e informáticas, las tecnologías de comunicación, y la capacidad social de autoorganizarse y aprender para sobrevivir, adaptarse y crear la realidad que nos rodea.

Señoras y señores, nuestro es el desafío de posibilitar los cambios que abran paso a un mañana donde tal vez esta memoria social que nos ubica  en este momento histórico  pueda ser una bisagra hacia lo nuevo, de modo tal de construir una sociedad más justa para todos y más amable para cada quién, de modo tal de generar una sociedad donde el conocimiento sea un bien valioso, y no  un recurso escaso en manos de unos pocos, nosotros podemos lograr ese cambio. Como humanidad  ya hemos acumulado riquezas materiales suficientes y conocimientos más vastos en los ùltimos 100 años que en los anteriores 10mil-
No es sólo la tecnología entonces la qué vendrá en nuestro auxilio para distribuir esos bienes si no es que antes nosotros tomamos como colectivo social esa decisión-
Por primera vez en la historia de la humanidad hay suficientes recursos  para todos los habitantes del planeta.
Nosotros los educadores no podemos repartir la riqueza material, pero si distribuir la riqueza simbólica , el conocimiento que permita a las futuras generaciones repartir todos los recursos en forma justa para todos y esta vez, en paz.

*Este texto fue preparado en oportunidad de mi conferencia en San Luis Digital 2014

Link a la Presentación

Nota sobre la Conferencia
















domingo, 7 de septiembre de 2014

¿Por qué despedimos a nuestros muertos en Facebook ?

 No tengo una respuesta ni creo que la haya en forma de verdad, tal vez no haya algo así como un "gran motivo general", y sea en parte para desahogarse, para mostrar respeto, para difundir la noticia, para participar del hecho social, para compartir nuestros sentimientos, para mostrarnos o para congregarnos.  Pienso además, que así como compartimos la vida, también compartimos la muerte en estas redes digitales de información, que el hecho mismo de la muerte como invariante antropológica y mas que la muerte el rito funerario, es una marca de identidad para un colectivo : el nacimiento y la muerte son ritos de pasaje, cambio de estado, en uno incluimos y reconocemos al nuevo miembro de nuestra tribu, en el otro intentamos simbolizar algo que no podemos entender : despidiendo su alma, augurando buenaventura en el viaje eterno, rogando a dios que descanse, propiciando la continuación del los ciclos, homenajeando su memoria, o simplemente abandonándonos al desconcierto de la desaparición de ese otro que ahora en el resto del cuerpo yace inerte y desconocido. La muerte cobró sentido cuando la pudimos simbolizar como especie, antes de eso moríamos como hacen los animales, simplemente cesábamos y el despojo del cuerpo era abandonado sin ser reconocido: la manada no aparece individuada, la colmena tampoco, no importan las singularidades, importa el conjunto vivo del grupo como un todo, la muerte es lo que debe evitarse para todos, no para uno solo. En el preciso momento en que surge la muerte como símbolo surgen los ritos funerarios, y la idea de la muerte del otro como anticipo del propio destino.
Los despedimos en Facebook porque tal vez  de alguna manera hay que despedirlos: porque quizás con nuestros muertos también morimos nosotros un poco, que como dice un amigo, se muere de a poco hasta que se muere del todo, porque muere en quienes fueron significativos para nosotros todo lo que en ellos nosotros también significamos, porque estamos hechos de significaciones y son en ellas que morimos: en ese que ya no podremos ser en la mirada del otro, o en ese en quién nos reconocíamos en la mirada de los otros. El rito mortuorio sella los diques simbólicos de la conciencia al pasaje de la muerte: ahí van los muertos, y aquí permanecemos los vivos, eso decimos: Allí van los muertos y aquí nosotros los vivos saludando al que fuimos en ese que también seremos- Exorcizamos la conciencia de la muerte en el rito , esta vez sin fuego ni tierra, solo palabras, bytes, vacío y desconcierto

Mi Historia con las tecnologías

Decidí redactar en forma personal unas líneas, que entregamos como consigna de escritura a nuestros alumnos, y que luego comparten online y discutimos en forma off line- 
Ahí va 

Recuerdo las cartas que escribía hace tiempo, tenía muchos contactos postales con quienes intercambiaba correo, algunos de ellos fueron ocasionales, otros eran amigos que se habían ido a vivir lejos, todo se movía más lento , era el tiempo del revelado  fotográfico, cuando  de treinta y seis fotos con suerte la mitad eran buenas. Algunas veces revelaba la película ni bien llegaba de  vacaciones, y en otros casos había que esperar a terminar el rollo,  y así podían pasar meses hasta ver una foto.
 Y el correo: pasaba mucho tiempo en  medio de carta y carta, tal vez con un persona no intercambiaba más que un par de correspondencias al año y lo que se dijera debía ser significativo, porque  no se escribía siempre, porque esas cosas que uno decía las enviaba lejos en el tiempo o el espacio, porque igual que la palabra dicha , la palabra escrita en un papel estaba destinada al olvido, no había copia de lo escrito, y ni siquiera había certeza de que ese sobre llegara a destino. Entonces me centro en el correo postal como tecnología, en la idea de comunicarse con los otros mediante un papel en el que uno grababa en tinta las letras del mensaje, las palabras, todas las oraciones: éramos como  copistas medievales dibujando sentido en el papel.
 Recuerdo las postales de fin de año, recuerdo que parte del rito de Diciembre, aparte de armar el árbol de navidad, tenía que ver con enviar postales a los familiares, amigos, a todos quienes vivían lejos. Ir al correo a enviar cartas, y recibirlas.  Que sensación que llegara el cartero con sobres con tu nombre escrito de puño y letra  y no con una etiqueta impresa de modo impersonal, no con una publicidad, ni cuentas bancarias, ni citas legales, no con el resumen de la tarjeta, sino con las palabras de un amigo , con el perfume de alguna persona amada, o con la foto  de alguien que se perdía en el recuerdo.
Toda esa tecnología que demandaba el correo: papel, sobre, estampilla, buzón, por solo mencionar una parte  en un sistema mucho más complejo y que incluía cartero,  oficina postal, bicicleta, camiones, barcos, aviones, y que se invisibilizaba al recibir la carta, una carta-
Además las cartas eran un objeto de culto, a las cartas se las guardaba, con su sobre correspondiente, cada carta de cada remitente era dispuesta sobre una montón aparte del resto, bueno tal vez mi obsesión de orden , pero era una costumbre frecuente.
Conservo aun las cartas de mis abuelos, cuando la vida los llevo a abandonar su tierra natal, su isla en el Adriático, tan jóvenes, y su único vínculo con sus padres y hermanos eran esos papeles, esos sobres, esas letras escritas a pluma, esos rasgos caligráficos llenos de firuletes, conservo cartas que no entiendo, escritas en una lengua que no hablo, como jeroglíficos a los que observo desconcertado sabiendo que dicen algo que no puedo descifrar.
Y ahora escribo rápido sobre este teclado, en forma instantánea le envío un texto o una foto a alguien tan lejano, tengo mil contactos en Facebook, tengo quinientas direcciones de correo agendadas, fotos y archivos en la nube, todo digital, todo tan frágil , leve y fugas . Siento una relación de distancia tal que me impide ser objetivo, siento una especie de nostalgia a-crítica por todas aquellas prácticas ahora lejanas.
El correo postal ha sido la forma de intercambio de información entre las personas e instituciones por mucho tiempo, y recién hace una década es que estamos asistiendo a su desaparición de las formas físicas para pasar a las digitales. Nos alejamos del objeto como fetiche para interiorizar el símbolo, y suceden otras cosas en paralelo: podemos escribir mucho más, en forma más económica, conocemos mucha más gente, y la escritura de ha vuelto predominantemente digital

martes, 12 de agosto de 2014

A los que han partido

La muerte,  este sueño persistente de la conciencia,  este deshacerse de los cuerpos, esta farsa de la memoria constante, este despertarse otro, este nacer por siempre, este morir de nuevo, esta nada, este cielo, este enorme desconcierto, este salto a oscuras que todos daremos.  A todos mis maestros y seres amados que han partido, a su memoria.

miércoles, 23 de julio de 2014

Puerta


Un día Iuve, mi abuelo, cerró esta puerta para no regresar más a su casa, a su querida isla de Vis; En cambio, hoy entiendo que abrió un camino de vida que ahora me transita y fluye mucho mas allá de mí.